13 min read

¿Cuál es la mejor encajadora para líneas de plegado-encolado para usted?

Featured Image

Si está pensando en adquirir algún tipo de ayuda al encajado o de automatizar parcial o totalmente su proceso de encajado, es muy probable que se esté preguntando lo siguiente: ¿Cuál es la mejor encajadora para mis líneas de plegado-encolado?

Seguramente estemos de acuerdo en que por un lado, es bueno disponer de muchas opciones pero que, por el otro lado, tener que elegir entre tal cantidad de opciones puede resultar abrumador y agotador.

Soy todo oídos.

Pregunta rápida: ¿Se encuentra en alguna de las situaciones siguientes? 

  • Quiere producir más con menos personal.

  • Quiere producir a más velocidad con unos tiempos de ajuste menores

  • Quiere un volumen de producción superior con un menor coste

Independientemente de a cuál de las anteriores preguntas respondió afirmativamente, estamos de acuerdo en que está leyendo este artículo por un motivo claro: Quiere aumentar la capacidad de producción de su plegadora-encoladora pero no sabe cómo.

Le entiendo perfectamente.

Pero no se preocupe, tengo buenas noticias: en este artículo voy a explicarle paso a paso qué encajadora le conviene. Y le prometo que seré lo más claro y didáctico posible para que disponga de toda la información necesaria para tomar la decisión que mejor se adapte a sus necesidades.

Decidirse por una ayuda al encajado, una encajadora semiautomática o una totalmente automática

De todas las encajadoras del mercado, ¿cuál se adapta mejor a los distintos tipos de producción?

Tanto la ayuda al encajado como la automatización parcial e integral son opciones válidas para maximizar la capacidad de producción de una línea de plegado-encolado. No obstante, no todas son iguales y cada una tiene sus ventajas, inconvenientes y características únicas que la mayoría de fabricantes prefiere no desvelar.

En IMPACK, como fabricantes e instaladores de estaciones de ayuda al encajado y de encajadoras semiautomáticas y totalmente automáticas, hemos ayudado a cientos de empresas a maximizar la capacidad de sus líneas de plegado-encolado y a lograr su máximo potencial.

Para nosotros es muy importante ofrecer una comparación clara y sincera entre los distintos tipos de encajadoras del mercado. Por ello, voy a mostrarle todo lo que tiene que saber sobre las distintas clases de encajadoras para que pueda tomar una decisión con todas las garantías.

¿Cuál es la diferencia entre los tres tipos de encajadoras existentes?

  • Estaciones de ayuda al encajado: proceso de encajado tradicional que utiliza "estaciones pick & place" con mesas inclinables y sin gestión de los embalajes. No hay ningún tipo de automatización. También se las conoce como "ayuda al encajado".

  • Semiautomatización: automatización parcial, no integral, de su equipo. Requiere supervisión por parte de un operario. Este es el primer paso hacia la gestión de embalajes.
  • Automatización integral: automatización de todo el proceso de encajado. Sin ningún tipo de participación del operario.

Y ahora viene la cruda realidad: independientemente de si estamos hablamos de una máquina total o parcialmente automatizada o sin ningún tipo de automatización, no hay ninguna en el mercado que sea inmune a los problemas. Sin embargo, si elige la más adecuada para su tipo de producción no solo se ahorrará grandes desembolsos sino también, grandes dolores de cabeza.

Es cierto que la mayoría de los clientes se ven tentados por la automatización integral con respecto a la parcial o a la ayuda al encajado.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que esta opción es la más compleja, exige conocimientos informáticos, deja más marcas, requiere de una mayor inversión y de unos protocolos de parada de emergencia mucho más exigentes. Dicho esto, para algunas empresas la automatización integral es la única opción viable.

Así pues, ¿cómo elegir?

Analicemos los pros y contras de cada opción.

Ayuda al encajado: ventajas, inconvenientes y características

Ventajas de la ayuda al encajado

Tiempo de ajuste menor y más sencillo: no cabe duda de que las estaciones de ayuda al encajado son las más rápidas y fáciles de ajustar ya que el tiempo de ajuste es prácticamente cero. Las encajadoras semiautomáticas también tienen un tiempo de ajuste prácticamente inexistente. Ahora bien, en estos casos hay que encargarse de ajustar la altura del embalaje, su expulsión, cerrar las solapas, configurar el girador de cajas, etc.  

El tiempo de ajuste entre las encajadoras semiautomáticas y las totalmente automáticas no tiene comparación. Teniendo esto en cuenta, las encajadoras semiautomáticas requieren un mayor tiempo de ajuste que las estaciones de ayuda al encajado que, como hemos dicho, casi no tienen. 

Inconvenientes de la ayuda al encajado  

Gran esfuerzo físico: el inconveniente principal de las estaciones de ayuda al encajado es que el operario encargado del encajado tiene que levantar todas las cajas. No hay manera de evitarlo ya que esta es la única forma de colocarlas en el embalaje.

Aunque la cantidad de cajas que el operario puede levantar manualmente cada vez es pequeña, lo cierto es que al final del turno habrá levantado pequeños lotes de entre 4 y 5 toneladas en total. Esto provoca que muchos operarios se vean afectados por lesiones por esfuerzo repetitivo (LER) precisamente por el uso excesivo y repetitivo de las manos y los hombros para realizar rotaciones y movimientos específicos.

Velocidad muy baja: puesto que las estaciones de ayuda al encajado no disponen de ningún tipo de automatización ni de gestión del embalaje, el personal de encajado tiene que encargarse de empujar, expulsar, precintar y gestionar los embalajes manualmente. Es decir, que mueven menos cajas y, en consecuencia, limitan la capacidad de producción y ralentizan todo el proceso. 

Semiautomatización: ventajas, inconvenientes y características  

Ventajas de la semiautomatización  

Tiempo de ajuste rápido y sencillo. Pasar de la ausencia total de automatización a la semiautomatización conlleva numerosas ventajas. Una de las principales es que es más rápida y fácil de instalar y de ajustar que una encajadora para líneas de plegado-encolado totalmente automática.

En el mercado existen numerosas encajadoras para líneas de encolado, así que utilizaré nuestra encajadora semiautomática “Ergosa” a modo de ejemplo.

 

 

Ergosa A de IMPACK: una encajadora semiautomática con el rendimiento de una automática.

 

🎓 Nota: Ergosa es la abreviación de Ergonómica, semiautomática.  

Cuando hablamos de semiautomatización, nuestra encajadora Ergosa es la encajadora universal para líneas de plegado-encolado que aúna la flexibilidad de una encajadora semiautomática con el rendimiento de una automática. 

Con un tiempo de ajuste de tan solo 5 minutos, nuestra Ergosa es el primer paso hacia la semiautomatización a partir de las "estaciones/mesas de ayuda al encajado" tradicionales. Esta máquina económica, sencilla y muy versátil puede doblar la velocidad de encajado con tan solo 1 operario (en lugar de 2), es decir, que la velocidad de encajado del operario pasa a ser 4 veces mayor.

Mayor flexibilidad y control de calidad. Puede que una de las mayores ventajas de la semiautomatización sea su nivel de flexibilidad. Al instalar una encajadora semiautomática en la línea de plegado-encolado el personal disfruta de un acceso mucho más fácil.

Si volvemos al ejemplo de nuestra Ergosa, el fácil acceso a las cajas permite a los operarios realizar ajustes, controles de calidad y correcciones sin necesidad de interrumpir la producción. A diferencia de las estaciones de ayuda al encajado, la Ergosa incluye la gestión del embalaje.

Debido a su gran flexibilidad y facilidad de acceso, una Ergosa puede procesar prácticamente cualquier producción de una plegadora-encoladora.

Además, puede configurarse según sus necesidades. Existen tres modos de encajado posibles: horizontal, vertical y pick & place 

  

 

Ergosa C de IMPACK: los 3 modos de encajado:

  

Con estos 3 modos podrá procesar prácticamente cualquier caja, desde pequeñas a medianas, de líneas rectas, de 4/6 puntas, de cartón plegable y corrugado e incluso cajas multiformato.

¿Y las de fondo automático? ¡También! La Ergosa puede procesarlas con el módulo Pick & Place (para tiradas más pequeñas) o con el módulo MFA para grandes tiradas (de millones de unidades). 

¿Quiere saber lo mejor? Nuestra Ergosa es compatible con todos los modelos de plegadora-encoladora, independientemente del tipo.  

Pasemos ahora a los inconvenientes.

Inconvenientes de la semiautomatización

No alcanza la máxima velocidad. La realidad es que no hay ninguna máquina perfecta. En algunos casos concretos, la semiautomatización no es la mejor opción. 

Sí, la facilidad de acceso y la posibilidad de poder realizar controles de calidad es estupendo, si es algo que necesita. No obstante, con la facilidad de acceso y la capacidad de hacer ajustes viene la contrapartida de una menor velocidad.  

Otra cuestión importante que debe tener en cuenta es que con la semiautomatización se sigue necesitando la supervisión de un operario. Si su empresa se encuentra en un lugar con escasez de mano de obra o con salarios muy elevados, puede que esta opción no merezca la pena. 

Productividad dinámica. La demanda de cajas no convencionales con formas de todo tipo, tamaños y con sus propios inconvenientes es cada vez mayor, por lo que saber adaptarse a las complejas necesidades del mercado es hoy más importante que nunca. 

La productividad puede variar enormemente en función del tipo de cajas que produzca y de los métodos que adopte para maximizar la capacidad de su plegadora-encoladora.  

"¿Por qué no puedo encajar más rápido?" 

Esta es la pregunta estrella de todos nuestros clientes. 

No es cuestión de fiabilidad de la encajadora de la línea de encolado, sino de cómo se utiliza.  

La semiautomatización es muy versátil y flexible. Por ello, son muchas las opciones disponibles para llevar una plegadora-encoladora a su máxima capacidad. Dicho esto, hay que saber que también son muchas las formas de perder productividad y de provocar cuellos de botella en las líneas de plegado-encolado. De ahí que sea tan importante aprovechar al máximo la formación que impartimos al instalar una encajadora semiautomática. 

Ventajas de la automatización integral 

Alto ritmo de producción. Las encajadoras semiautomáticas están por todas partes y no cabe duda de que son mucho más habituales que las estaciones de ayuda al encajado o las encajadoras totalmente automáticas. No obstante, es muy importante que conozca la realidad de su propia empresa. 

La automatización integral puede ser ideal si su empresa necesita aumentar al máximo su producción bien porque la demanda no deja de crecer, bien porque tiene escasez de mano de obra.  

Teniendo esto en cuenta, es de suma importancia no sobrevalorar sus necesidades y acabar con una encajadora altamente sofisticada, demasiado cara y que no se adapta para nada a sus necesidades concretas. 

Una de las grandes ventajas que ofrece la automatización integral es el alto ritmo de producción. Vamos a utilizar a modo de ejemplo nuestra encajadora totalmente automática “Virtuo”. Empecemos por ver su aspecto: 

 

 

Virtuo con sistema cargador de embalajes totalmente automático

 

La Virtuo es la única encajadora para líneas de plegado-encolado del mercado 100 % automática y compatible con cartón plegable y corrugado. Es la encajadora automática más compacta y económica de 2020.  

Si su producción habitual es de una fila, una capa (cajas de tamaño mediano a grande) y muy centrada en la velocidad, puede que la Virtuo sea su equipo ideal. 

Esta máquina proporciona una velocidad de hasta 8 embalajes por minuto, cuenta con un contador láser de alta precisión y deja muy pocas marcas. 

Sin embargo, si su producción habitual consiste en el encajado de embalajes de más de una fila y de una capa, la Virtuo NO es para usted. 

Productividad constante. Las máquinas totalmente automáticas no tienen descansos ni vacaciones. Trabajan las 24 horas del día, los 7 días de la semana, por lo que su capacidad de producción no tiene rival. 

Si su empresa produce grandes volúmenes, del orden de entre 100.000 y 150.000 cajas (cartón plegable) o de 40.000 y 60.000 cajas (cartón laminado) por tirada con cajas estandarizadas, entonces la productividad constante es clave para usted. En aquellos casos en que la regularidad y la velocidad son fundamentales, es muy probable que la automatización integral sea su única opción.

 

Inconvenientes de la automatización integral

 

Virtuo VS Ergosa

  Comparativa entre la Virtuo y la Ergosa de IMPACK

 

Más cara y compleja. La automatización integral es un proceso de instalación muy complejo que exige mucha más preparación, conocimientos técnicos y precisión que la semiautomatización. Es de esperar que sea más cara, como desembolso único, y más limitada por lo que respecta a lo que le permite hacer. 

Al estar centrada en tareas concretas, necesita unas medidas de seguridad más estrictas y deja mayores marcas. Aquí es donde entra en juego el concepto de "limitación". Con una máquina semiautomática como la Ergosa puede procesar la caja que desee con su plegadora-encoladora ya que dispone de un acceso fácil y de la flexibilidad necesaria para sacarla con las manos en cualquier momento y meterla en el embalaje.

Por el contrario, con una máquina totalmente automática como la Virtuo con cargador de embalajes, necesitará un espacio más amplio. Una máquina totalmente automática tiene que ser segura al 100 %. Por ello, si alguna vez hay un problema, hay que detenerla por completo por medio de un sistema de parada de emergencia para no poner en peligro la vida de nadie.

Si su objetivo es producir exclusivamente cajas de cierre automático como las de los Happy Meals de McDonald's, esta es su máquina. Pero si también produce otro tipo de cajas, este monstruo totalmente automático no es para usted, ya que se dedica exclusivamente a esta tarea concreta y no ofrece flexibilidad. 

Por otro lado, con una combinación de MFA y Ergosa podrá producir cajas de cierre automático a buen ritmo con la supervisión de un único operario. Si el operario detecta algún defecto en la caja, puede sacarla y mantener la velocidad o bien reducirla para controlarlo todo y, a continuación, volver a aumentar la velocidad.  

Con una máquina semiautomática nunca hay que detener por completo la producción. 

 

Qué hay que tener en cuenta antes de elegir la mejor encajadora para líneas de plegado-encolado 

Entonces, ¿me decido por una estación de ayuda al encajado, por una encajadora semiautomática o por una totalmente automática?  

Hay casos en los que las estaciones de ayuda al encajado son lo ideal y otros en que lo mejor es decantarse por la semiautomatización o la automatización integral. Todo depende de las necesidades individuales y las circunstancias específicas de cada empresa 

Antes de tomar una decisión hay que tener en cuenta una serie de cuestiones básicas. 

  

    1. ¿Sabe qué lugar ocupa su producción actualmente?

Es decir, ¿tiene datos sobre el porcentaje de cajas que produce?  

¿Sabe cuántas horas de su producción dedica a esas cajas? 

¿Durante cuánto tiempo están funcionando las máquinas? 

Empiece por saber qué está haciendo y por recopilar datos sobre sus métodos de trabajo. 

Con un análisis de la situación sabrá exactamente dónde se encuentra y lo que es más importante, cuál es su potencial real.  

A continuación, pregúntese: ¿Puede permitirse dedicar una de las líneas a un tipo de producción específica?

La recopilación de datos es un primer paso excelente pero lo verdaderamente importante es lo que hace con ellos. 

Reorganice sus procesos para asegurarse de que si utiliza una encajadora la aprovechará hasta su máximo potencial. 

Es cierto que no es obligatorio tener que alcanzar el máximo potencial pero como mínimo, adopte los pasos necesarios para lograr el mejor potencial posible reorganizando las secuencias de su producción.

La segunda y última cuestión: 

  

    2. ¿Sabe a dónde quiere ir?

Además de Budweiser o McDonald's... ¿tiene alguna idea? 

Ahora que ya sabe lo que está haciendo, que ha recopilado los datos y ha reorganizado su proceso para optimizar la productividad, la siguiente pregunta que debe plantearse es si sabe a dónde quiere ir.

Y más concretamente:

¿Quiere aumentar la producción?

¿Quiere incrementar la velocidad? 

¿Quiere un menor tiempo de ajuste o menor longitud por caja?

¿Cuál es su objetivo?

Saber el lugar en que se encuentra y a dónde quiere ir es fundamental para saber qué máquina le conviene. Debe tener muy claro cuál es su objetivo. 

Empiece por identificar las áreas que desea mejorar y agilizar porque al hacerlo, sabrá hacia donde quiere ir. 

Por ejemplo, si identifica que su objetivo es conseguir grandes contratos de cajas de cierre automático, sabrá que lo que necesita es producir un volumen específico a un ritmo determinado y bajo las circunstancias XYZ. 

Al saber esto podrá elegir la máquina adecuada y las configuraciones necesarias para lograr su objetivo. Una vez que sepa hacia dónde quiere ir y que haya adoptado la tecnología necesaria para lograr una producción estable y unos ajustes rápidos, se convertirá en el productor más rápido de ese sector. 

Al alcanzar la máxima velocidad dispondrá del control necesario para reducir el precio por caja con respecto a un competidor que no pueda igualar su tecnología o velocidad. Se convertirá en el maestro de sus propias máquinas con tan solo un breve análisis y al saber hacia dónde se dirige. 

 

Inversor de lotes automático MFA

Como resultado, muchos de nuestros clientes amortizan (por completo) la MFA Ergosa en un año y a partir de ese momento, se convierte en una máquina de hacer dinero.  

Hasta entonces producían un número específico de cajas en dos días pero ahora, producen y envían a sus clientes el mismo número de cajas en tan solo un día. 

El potencial es ilimitado.

Sabemos que no somos la opción ideal para todos los clientes pero esperamos que este artículo le sea de ayuda a la hora de tomar una decisión más inteligente y mejor informada. 

Para obtener más información o resolver dudas sobre cómo elegir su nueva máquina, póngase en contacto con nosotros ahora mismo y obtenga un análisis gratuito y sin compromiso de su productividad.