22 min read

¿Cuál es la diferencia entre las encajadoras para líneas de plegado-encolado manuales, semiautomáticas, automáticas y totalmente automáticas?

Featured Image

Recientemente me mudé a una nueva casa y montar los muebles fue una tarea terrible que nunca olvidaré.

Todo por culpa de una cama doble de IKEA

El reloj marcaba las 5 de la mañana y yo miraba con profunda frustración esa cama. 

Parecía una tarea inútil que iba a costarme un día entero sin dormir ☹️.

Entonces encontré una llave inglesa del tamaño perfecto que los anteriores inquilinos habían dejado escondida "accidentalmente" en un armario de la cocina.

O tal vez estaba destinada a ello. Sea cual sea el caso, estoy eternamente agradecido.

¿Sabe cuál es la lección más importante que aprendí de esa experiencia?

Lo importante que es elegir la herramienta correcta para la tarea adecuada. 

Al igual que sucede con el montaje de muebles, cuando se trata de encontrar soluciones para aumentar la productividad de su plegadora-encoladora, hay que elegir la máquina correcta y planificar la producción. 

Y por mucho que las encajadoras para líneas de plegado-encolado totalmente automáticas sean tentadoras, no son la mejor solución para todo el mundo.

Tampoco lo son las estaciones de ayuda al encajado manual.

¿Sorprendido? Lo sé... es una afirmación bastante contundente, sobre todo viniendo de los fabricantes de encajadoras para líneas de plegado-encolado.

Sí — en IMPACK fabricamos e instalamos equipos de encajado para líneas de plegado-encolado pero nuestro principal objetivo está muy claro: la confianza mutua. 

Y eso significa ayudarlo a tomar la decisión más informada y la que mejor se adapte a sus necesidades.

Aunque eso signifique no elegir a IMPACK

En este artículo desglosaré las diferentes categorías de soluciones de automatización y cómo se comparan unas con otras, para que pueda aprender por sí mismo qué encajadora para líneas de plegado-encolado es la que más le conviene.

Encajadoras manuales, semiautomáticas, automáticas y totalmente automáticas: ¿Cuál es la diferencia?

 ¿Debo elegir un sistema de encajado manual o una encajadora totalmente automática?

Thinking

👉 Esta pregunta más habitual entre los clientes que empiezan a buscar soluciones de automatización. 

Y la respuesta es que hay más opciones aparte de esas dos.

De hecho, el encajado manual y las encajadoras totalmente automáticas son los dos extremos opuestos de la gama/espectro de la automatización, pero hay otras soluciones entre esas dos que muchas empresas evitan mencionar.

Las soluciones de automatización se dividen en 4 categorías: manual, semiautomática, automática y totalmente automática. 

Y esas categorías se definen en función del nivel (o alcance) de automatización que ofrece esa categoría específica.

Antes de explicar la diferencia, es importante que sepa que las definiciones de esas categorías son nuestras propias definiciones y no definiciones de diccionario.

Siempre hacen referencia a lo que ocurre después de la plegadora-encoladora. 

Dicho esto, esas son las 4 categorías estándar del sector "aceptadas informalmente" y que agrupan los diferentes tipos de soluciones de encajado para líneas de plegado-encolado (o automatización).

¿Está claro? Vamos a entrar en materia.

1. Manual

Este es el punto de partida de la operación de la plegadora-encoladora, donde todo el proceso de encajado se efectúa manualmente.

En el extremo inferior de la categoría manual, los operarios se encargan de encajar a mano directamente al final de la cinta de la prensa de la plegadora-encoladora.

En otras palabras, se destina un grupo de operarios al final de la cinta de la prensa de la encoladora y se les encarga el encajado con la mayor rapidez posible. Afortunadamente, este sistema de encajado es cada vez menos frecuente.

Además, los clientes suelen tener las mesas más básicas de madera o acero inoxidable y "soportes/puestos inclinables" que se utilizan para inclinar los embalajes en los que se van a encajar las cajas.

Un ejemplo de esto, que vimos en una visita a uno de nuestros clientes, se muestra en la imagen siguiente:

ar13_2

Imagen de una visita a uno de nuestros clientes en la que se ve al personal de encajado encajando las cajas en los embalajes sobre una mesa básica con un "soporte/puesto inclinable" utilizado para inclinar los embalajes.

El primer paso consistiría en añadir un conveyor después de la cinta de la prensa de la plegadora-encoladora para que el personal de encajado pueda acumular más cajas por metro de conveyor. Este conveyor se llama "conveyor de acumulación".

El conveyor de acumulación reduce la velocidad del flujo de cajas y permite colocar más cajas en el mismo periodo de tiempo. Es más ergonómico, mantiene la velocidad con mayor facilidad y es mucho más cómodo para trabajar con varias personas.

El siguiente paso sería pasar de las mesas básicas con soportes/puestos inclinables a "mesas inclinables reales". La imagen 3D que aparece a continuación muestra una mesa inclinable real.

ar13_3

Representación gráfica en 3D de una "mesa inclinable real".

Normalmente, en esta fase, esas mesas inclinables aún no tienen ningún tipo de automatización o sistema neumático, sólo el soporte que sujeta el embalaje y que el operario puede empujar hacia un conveyor.  

La mayoría de las veces, vemos que esas mesas inclinables fabricadas localmente con madera o acero inoxidable se utilizan para sujetar los embalajes de manera que queden inclinados en un ángulo determinado. La finalidad de inclinar los embalajes es evitar que las cajas se caigan al colocarlas en el embalaje. 

Con la implementación de todos los pasos anteriores, tenemos la máquina de "ayuda al encajado" o el sistema de "asistencia al encajado" más común dentro de la categoría manual: una estación/mesa de ayuda al encajado. 

Otro paso adelante sería añadir una función que permitiera girar las cajas. 

Estamos hablando de una función que permite girar las cajas 90° a la izquierda o a la derecha y controlar la orientación según los requisitos de formato, estilo o las exigencias del cliente. En caso de no girarlas, las cajas saldrían de pie y habría que girarlas manualmente 90° para colocarlas en el embalaje.

Por lo tanto, lo que realmente hace un girador de cajas es presentar/orientar las cajas de manera tal que se le facilite el trabajo al personal de encajado.

Con la implementación de todos los pasos anteriores, usted tendría ahora la máquina más común de "Ayuda al encajado" dentro de la categoría Manual: Una mesa de recogida. 

A continuación se muestra una imagen de una mesa de recogida en acción de uno de nuestros clientes:

ar13_4

Una encajadora en ángulo recto que vimos durante una visita a uno de nuestros clientes.

La Handypack GT de Bobst, la Estación de Encajado Omega de KBA Duran y la FAS 480 de Tünkers son algunos ejemplos de las mesas de recogida más presentes en los países occidentales.

En IMPACK, nuestra mesas de recogida es la "Estación de Ayuda al encajado".

Las mesas de coleccionismo más populares del mercado tienen todas un ángulo recto a la izquierda o a la derecha con una función de giro de caja y algún tipo de mesa basculante (ya sea una mesa básica o una mesa basculante real). 

El nivel de automatización de la mesa inclinable depende siempre de las especificaciones del producto de cada empresa.

Algunas ofrecen mayor funcionalidad que otras. Pregunte a su fabricante de encajadoras para líneas de plegado-encolado sobre las especificaciones de sus mesas inclinables y su nivel de automatización.

Sin embargo, al igual que en el proceso de embalaje manual tradicional, tiene que embalar sus cajas a mano en la mesa de recogida y realizar usted mismo el cierre de las solapas de las cajas, el encintado y la expulsión. Es un trabajo totalmente manual sin gestión de cajas. 

En otras palabras, aunque las mesas de recogida presenten las cajas de una manera mejor para que la persona que las embala las introduzca en la caja, no están automatizadas y no tienen ningún tipo de automatización. Si una empresa ofrece cierre de solapas y encintado automático de cajas con sus mesas de recogida, se trata de configuraciones adicionales que provienen de terceros proveedores.

Las mesas de recogida no suelen estar automatizadas e implican un trabajo totalmente manual. En resumen, las mesas de recogida simplemente sirven de ayuda para el proceso de embalaje manual tradicional.

Poder gestionar una fila completa de cajas en un solo movimiento, en lugar de por lotes limitados, es el punto de inflexión definitivo entre la categoría manual y la semiautomática. 

Por ejemplo, la capacidad de mover 200 cajas hacia un embalaje (de una sola vez) en lugar de tener que mover múltiples lotes de 50 cajas, o tantos como las manos permitan, es el primer paso hacia la semiautomatización.

Sabiendo esto, podemos decir que la integración del precintado en la tarea de encajado es lo que impulsa el proceso a la categoría de semiautomatización. 

Por último, la incorporación de mesas inclinables neumáticas que empujan la precintadora cuando se pulsa un botón o se pisa un pedal, podría situarlo en el nivel superior de la categoría manual.

A esto le pueden seguir configuraciones adicionales, como añadir sistemas de gestión de embalajes, unidades de plegado de solapas y llegar hasta las encajadoras semiautomáticas, como las de nuestra serie Ergosa.

  • 🚀 Resumen rápido: el encajado manual es aquel en el que todo el proceso de encajado se realiza manualmente. La adición de dispositivos periféricos, como conveyores de acumulación, mesas inclinables, giradores de cajas, etc., sirve como ayuda/asistencia al encajado al ofrecer a los operarios un mejor manejo de las cajas. Dicho esto, las mesas de recogida no incluyen ningún tipo de automatización, ni gestión de casos y es un trabajo totalmente manual. La ayuda al encajado más popular es la mesa de recogida. La mesa de recogida de IMPACK es la "estación de ayuda al encajado".

2. Semiautomático 

Empezamos a hablar de un proceso semiautomático una vez que la encajadora para líneas de plegado-encolado incluye al menos una funcionalidad automatizada. 

Esto significa que el operario de una encajadora semiautomática sigue siendo el factor clave del proceso de embalaje, pero con la ayuda de al menos una función automática.

Por ejemplo, en la encajadora Ergosa de IMPACK, esta función automática es el sistema de gestión de cajas. Es decir, la Ergosa es semiautomática porque incluye un proceso automatizado de gestión de cajas.

🔎 Relacionado: ¿Qué es una encajadora Ergosa y cómo puede mejorar mi proceso de encajado?

Ergosa A azul cortado-1

Ergosa de IMPACK: una encajadora semiautomática con el desempeño de una automática. (Nota: la Ergosa A que se muestra en la fotografía se construyó a la medida en tamaño XL para uno de nuestros clientes y es mucho más grande que nuestras Ergosa A estándar).

El primer paso de la automatización dentro de esta categoría sería, por defecto, la gestión del embalaje, es decir, tener una forma automatizada de expulsar el embalaje, plegar las solapas (manual o automáticamente) y alimentar la precintadora.

Algunos podrían argumentar que disponer de múltiples mesas de recogida en donde todos los embalajes llenos de cada estación convergen hacia una precintadora automática que gestiona las solapas es una encajadora semiautomática. 

Podríamos estar de acuerdo con eso. Sin duda es un argumento válido y es algo que vemos con mucha frecuencia en nuestras visitas a las instalaciones de los clientes. 

Pero el aprovechamiento de la versatilidad de un ser humano en un puesto de ayuda al encajado no se limita a la gestión del embalaje. Hay multitud de formas de ampliar el alcance de la automatización y de impulsar, a su vez, la productividad de la plegadora-encoladora.

Algunos ejemplos incluyen disponer de un empujador automático para llenar los embalajes, integrar un dispositivo automático de recuento y separación para mantener el conteo de cajas, añadir un módulo automático de inversión de lotes para cajas de fondo automático, incorporar una formadora de embalajes, etc.

Algunas encajadoras semiautomáticas están más automatizadas que otras. 

Dado que hay pocas encajadoras para líneas de plegado-encolado en el mercado que puedan clasificarse como semiautomáticas, utilizaremos como ejemplo nuestra encajadora semiautomática Ergosa.

Hay dos versiones dentro de la serie Ergosa: Ergosa A y Ergosa C.

La Ergosa A ofrece dos modos principales de encajado: 

1. El "modo horizontal" para cajas de tamaño pequeño a mediano, incluidas las cajas lineales, de 4/6 puntos con capacidad de encajado en varias filas y capas.

2. El "modo pick & place (o manual)" para cajas complejas que requieren ajustes y correcciones constantes, así como para cajas de fondo automático.

La Ergosa C ofrece los mismos 2 modos de encajado anteriores + 1 modo de encajado adicional y otras ventajas:

3. El "modo vertical" con el módulo PerPack para cajas de tamaño mediano a grande, incluidas las cajas lineales, de 4/6 puntos y cajas de fondo automático (si se combina con un módulo de inversión de lotes MFA) con capacidades de encajado en una o dos filas y una capa.

🔎 Relacionado: ¿Cuáles son los 3 principales modos de encajado de la encajadora Ergosa? (Definición, características y ventajas)

La versatilidad y modularidad de la Ergosa le ofrece la flexibilidad de configurar su máquina a la medida e incrementar el alcance de su automatización mediante la adición u omisión de múltiples modos y opciones.

Es decir, usted tiene la capacidad de añadir y quitar cualquiera de los modos mencionados en función de sus necesidades de producción. De esta manera, no tendrá que pagar por modos que sabe que nunca utilizará.

Por tanto, con cada modo adicional (horizontal, vertical y Pick & Place) o configuración personalizada que se añada, se aumenta el alcance de la automatización dentro de la categoría semiautomática. 

Una vez que se hayan añadido los tres modos (o una combinación de ellos), puede incrementarse aún más el nivel de automatización mediante la integración de un módulo INTRO a la Ergosa para encargarse de la tarea de separación. Esto permite automatizar completamente los procesos de recuento y separación de las cajas.

El nivel más alto de automatización dentro de la categoría semiautomática sería tener un inversor de lotes MFA combinado con una Ergosa C que disponga de un módulo PerPack (modo vertical) para procesar cajas de fondo automático. 

Aquí es donde se puede aprovechar al máximo la destreza de un operario.

Las cajas de fondo automático pueden tener diferentes formas, variedades, tipos y tamaños. Además pueden moverse de muchas maneras y tienen muchas posibilidades de sufrir enganches.

Por lo tanto, conseguir que un robot gestione todo esto sin fallos es casi imposible. 

Bueno,  tal vez no sea "imposible" en sí mismo, dado que en 2020 la NASA lanzó una nave espacial a Marte; pero se trata de un reto complejo, muy costoso y sólo es apto para determinados tipos de producción.

Por lo tanto, es absolutamente imposible que se puedan procesar cajas complejas (como las cajas de fondo automático) con el rango de presupuesto de una encajadora semiautomática utilizando una encajadora automática. 

Cuanto mayor sea el deseo de automatizar las tareas que desempeña un ser humano, más complejo y costoso resultará.

¡Esto es lo que nos lleva a la categoría automática!

  • 🚀 Resumen rápido: una encajadora semiautomática es el primer paso hacia la gestión de embalajes. La versatilidad y modularidad de una encajadora semiautomática permite configurar la máquina y su alcance de automatización en función de las necesidades de producción.

La versatilidad y modularidad de una Encajadora semiautomática le permite configurar su máquina a medida, y aumentar su nivel de automatización, según sus objetivos de producción. La "Ergosa" es la encajadora semiautomática de IMPACK con las prestaciones de una encajadora automática, y es nuestra plegadora-encoladora más vendida.

🔎 Relacionado: ¿Cuál es la diferencia entre las mesas de recogida y la encajadora Ergosa? (Definición, automatización y tipos)

3. Automatizado

Es hora de un poco de honestidad auténtica y cruda:

La verdad es que muchos clientes se emocionan bastante cuando las empresas proponen y debaten sobre soluciones de automatización.

Y puede ser una venta fácil para nosotros, los fabricantes de encajadoras para líneas de plegado-encolado, que nos vemos empujados por la pura tentación del cliente de tener un robot que haga todo el trabajo; pero se trata tan solo de una percepción teórica. 

En la práctica, las cosas son bastante diferentes y queremos asegurarnos de que sea consciente de ello antes de comprometerse con cualquier fabricante de encajadoras.

Se pueden añadir tantas funciones automáticas como se desee a una encajadora semiautomática, pero la realidad es que mientras el operario participe activamente en el proceso de encajado, continuará siendo un proceso semiautomático.

Ahora bien, se convierte en un proceso automatizado una vez que la participación del operario se limita estrictamente a las tareas secundarias, como alimentar la encajadora para líneas de plegado-encolado con embalajes vacíos o gestionar los embalajes llenos.

Aunque su participación es limitada, el operario sigue estando presente. El ser humano sigue formando parte del proceso automatizado.

Y si alguien le dice lo contrario, probablemente esté mal informado. 

Ya sea por razones de eficiencia o de ergonomía, el ser humano sigue estando presente y trabajando duro en un proceso automatizado.

Así es. Todo el trabajo preliminar, incluida la colocación de todas las cajas en el embalaje, lo realiza ahora la máquina de forma automática, pero al igual que en un proceso semiautomático, el operario sigue estando presente en un proceso automático.

Sigue estando físicamente al lado de la máquina.

Sigue siendo parte de los costos de la empresa.

Sigue teniendo una nómina.

Se trata de la misma persona con el mismo puesto de trabajo, bajo la misma descripción de trabajo, haciendo (más o menos) el mismo trabajo.

Y esto se aplica a la Virtuo de IMPACK o a cualquiera de las otras encajadoras automáticas más conocidas del mercado como CartonPack, Diana Packer o J-Pack.

Así que, aquí hay una pregunta interesante:

Si el operario es necesario para el funcionamiento de una encajadora automática (al igual que lo es para una encajadora semiautomática) y se es capaz de alcanzar la misma velocidad de una encajadora automática con una encajadora semiautomática, ¿por qué pagar un precio más alto por una encajadora automática?

No hay ninguna encajadora en el mercado que pueda reproducir a la perfección los movimientos de la mano de un ser humano. Por ejemplo, cuando una caja del flujo de cajas presenta un problema, lo más normal es que la persona encargada la retire.

Y hay que admitir que es igual de fácil fantasear con automatizar los movimientos de la mano de un operario, pero al empezar a pensar en la mecánica que esto conlleva, nos damos cuenta de que es prácticamente imposible que un robot copie todos esos movimientos humanos tan naturales.

Uno puede argumentar que hay robots totalmente automatizados para paletizar que imitan la mayoría de los movimientos humanos, algo rotundamente cierto.

Pero es importante saber que, para esos proyectos, el alcance está claramente definido, es siempre el mismo, nunca cambia y es siempre preciso y perfecto.

¿Qué ocurre si hay que hacer una pequeña modificación?

El robot fracasa por completo. 

Pero un ser humano simplemente se adapta: si hay una caja que sobresale o se adelanta... un humano puede solucionarlo con sus propias manos.

No es posible automatizar todas las acciones que realiza un ser humano.

Organizamos todo en torno a la encajadora para líneas de plegado-encolado, para que el proceso sea lo más automatizado y eficiente posible, pero confiamos en el ser humano para hacerlo posible.

Es cierto que se puede intentar imitar muchos de esos movimientos humanos mediante la automatización, al igual que se puede lanzar una nave espacial a Marte, pero la pregunta es: ¿Qué costo se está dispuesto a pagar?

¿Estaría usted dispuesto a pagar millones de dólares por una máquina totalmente automatizada y perfectamente especializada, sin ningún margen de error pero que, sin embargo, no acepte modificaciones?

Aquí es donde el realismo debe integrarse en su proceso de toma de decisiones: siempre va a haber una compensación entre la versatilidad y el desempeño. 

No se puede tener la versatilidad de una encajadora semiautomática con una encajadora automática, pero se puede alcanzar el desempeño de una encajadora automática con una encajadora semiautomática: este es un punto fundamental que hay que tener muy en cuenta.

  • 🚀Resumen rápido: Una Encajadora automática es una plegadora-encoladora que ofrece un proceso de embalaje automatizado. La máquina se convierte en el factor clave del proceso de embalaje y el operario se limita a realizar tareas de fondo como alimentar la encajadora con cajas vacías o gestionar las cajas llenas.

Eso sí, el operario sigue estando permanentemente presente y se le exige que maneje la encajadora automática, al igual que ocurre con una encajadora semiautomática, con la diferencia de que el proceso está más automatizado con menos versatilidad pero más rendimiento. La "Virtuo" es la encajadora automática de IMPACK.

4. Totalmente automatizado

Virtuo+ACF-1

Encajadora totalmente automática de IMPACK: La Encajadora Virtuo + Alimentador Automático de Cajas (ACF)

Este es el "santo grial" de la automatización, donde literalmente todo funciona por sí mismo.

En otras palabras, todo el proceso de encajado se gestiona automáticamente sin requerir la presencia de un operario mientras se ejecuta. 

Por tanto, pasar a la automatización completa significa automatizar lo que antes hacía el operario en el proceso automático, que es colocar los embalajes vacíos en la máquina. 

En el proceso totalmente automático, la máquina puede ahora colocar los embalajes vacíos por sí misma y luego tomar los embalajes llenos y precintarlos de forma completamente automática.

El operario sólo interviene durante la configuración y los ajustes. Pero una vez que la máquina está configurada y en funcionamiento, el operario puede pasar a realizar actividades de mayor valor añadido. 

La inversión aquí puede ser exponencial porque una persona siempre puede hacer cosas que una máquina no, o la máquina podría llegar a hacerlas, pero a un costo drásticamente superior. 

🔎 Relacionado: ¿Cuánto cuesta una encajadora para líneas de plegado-encolado?

Pero lo más importante aquí es ser consciente de que estar totalmente automatizado no le hará ir más rápido. De hecho, se trata de un error muy común.

¿Por qué?

En un proceso totalmente automático se está, en esencia, automatizando al operario que colocaba los embalajes vacíos en la máquina.

Este operario nunca fue realmente un cuello de botella, por lo que la encajadora para líneas de plegado-encolado nunca se vería limitada por esta persona que simplemente está poniendo embalajes vacíos en la máquina.

La encajadora ya estaba haciendo todo lo demás de forma automática y eliminar a ese operario que simplemente provee los embalajes no le hará ir más rápido. Simplemente irá a la misma velocidad pero quizás con un mejor desempeño.

  • 🚀 Resumen rápido: Una encajadora totalmente automática es el nivel más alto de automatización en el que todo el proceso de empaquetado está totalmente automatizado. No se requiere la presencia humana.

La máquina se llena a sí misma de cajas vacías y luego las coge y las sella de forma totalmente automática sin requerir la presencia de un operario. Un proceso totalmente automático no le hará funcionar más rápido, sino a la misma velocidad con un mejor rendimiento. La "Virtuo + ACF" es la encajadora totalmente automática de IMPACK, y la única plegadora-encoladora 100% automática que existe en el mercado tanto para cartón ondulado como para cartón.

¿Qué encajadora para líneas de plegado-encolado es la mejor para usted?

Which is Better

La respuesta a esta pregunta dista mucho de ser una respuesta fácil que "aplique para todos".

Todo depende de su mezcla de productos, del tipo de producción, de la configuración de las cajas, de las necesidades individuales y de un grupo de factores entrelazados.

Una mesa de recogida de la categoría manual suele ser la opción por defecto que el cliente elige cuando no hay mucha reflexión ni análisis en el proceso de toma de decisiones. 

En esta fase, los clientes suelen haber intentado todo para aumentar la productividad de su plegadora-encoladora sin invertir dinero, pero su plegadora-encoladora ya ha alcanzado su máximo desempeño.

Por mucho que organice sus flujos de trabajo, estandarice la configuración de las máquinas y optimice las secuencias de producción, llegará un punto en el que su plegadora-encoladora habrá alcanzado su velocidad máxima y no habrá nada que pueda hacer para que esa máquina funcione más rápido sin soluciones adicionales.

Sencillamente, es inevitable.

De ahí que el primer paso que un cliente dé sea dotarse de una mesa de recogida. Y con frecuencia, esta decisión se toma con la lógica de que "como todo el mundo la tiene, compremos nosotros también una". 

Sin preguntarse nada más.

Si tiene pequeñas producciones con muchos cambios por turno, y nunca ha tenido ninguna "ayuda al encajado" o "asistencia al encajado", entonces una mesa de recogida como la Estación de Ayuda al Encajado de IMPACK - o las otras mesas de recogida en el mercado - podría ser un gran primer paso para ayudar a facilitar su proceso de encajado presentando/orientando mejor sus cajas para su(s) persona(s) de encajado.

Ahora bien, llegará un punto en el que la mesa de recogida se verá limitada por su funcionalidad manual, que es realmente el punto de quiebre para pasar del encajado manual a las encajadoras semiautomáticas.

Dicho esto, puede hacer que su mesa de recogida haga más de lo que hace. En otras palabras, estas mesas de recogida pueden adaptarse fácilmente para convertirse en semiautomáticas.

Sin embargo, la mayoría de las empresas no se lo dirán porque, naturalmente, quieren que opte por las encajadoras semiautomáticas o automáticas que tienen un precio mucho más elevado.

Pero ciertamente es posible, fácil y económico. 

En IMPACK, no somos exclusivos de una categoría específica.

Así es. Estandarizamos nuestras máquinas para mantener el volumen y el costo de producción bajo control, pero no somos exclusivos desde el punto de vista técnico. 

Si prefiere ampliar las capacidades de su estación de ayuda al encajado en lugar de invertir en una nueva máquina, estamos abiertos y dispuestos a ayudarlo a hacer lo que considere que es mejor para su empresa.

Lo que vemos con mucha frecuencia son clientes que empiezan con un puesto de ayuda al encajado y, una vez que se ven limitados por el proceso manual, ellos mismos intentan automatizar esas soluciones añadiendo funciones automáticas. 

A veces tienen éxito, a veces fracasan, y a veces acuden a nosotros porque no han sido capaces de conseguirlo.

Ahora bien, si tiene una amplia gama de cajas, cajas complejas o una mezcla de productos diversa que requiere ajustes y correcciones constantes, una encajadora semiautomática como la Ergosa de IMPACK podría ser una solución ideal.

Y el punto de quiebre entre semiautomático y automático es el mismo que el de manual a semiautomático. Esto se debe a que no hay realmente una transición entre semiautomático y automático. Normalmente, un cliente empieza con un proceso manual y luego pasa a la opción semiautomática o automática.

Si tiene tiradas de producción más largas, productos fáciles y todos los requisitos para trabajar de forma automatizada, entonces pase al proceso automático. 

Y luego, si desea mejorar aún más la eficiencia y retirar a todas las personas implicadas en el proceso, puede pasar al proceso totalmente automático. Pero esto depende de que tenga las condiciones adecuadas, el espacio necesario, un presupuesto flexible y la mezcla perfecta de productos.

Tanto su previsión de retorno sobre la inversión (ROI, por sus siglas en inglés) como la mezcla de productos (tanto la existente como la prevista para el futuro) serán factores decisivos que justificarán la inversión que mejor se adapte a su negocio.

Ahora que hemos desglosado los 4 niveles diferentes de automatización y hemos discutido sus diferencias, sus próximos pasos serían:

  1.  Compare las encajadoras para líneas de plegado-encolado manuales, semiautomáticas, automáticas y totalmente automáticas y descubra cuál es la mejor para su producción.

  2. Descubra cuánto le puede costar una encajadora y qué factores hacen que el coste aumente o disminuya.